dimarts, 8 de juliol de 2008

Cristales de Hielo

En un film de esos raros que acostumbro a ver, titulado en español "¿Y tú que sabes?" (What the Bleep do we know?) de 2004, vi por primera vez el experimento del Doctor Masaru Emoto con los cristales de hielo, que sometidos a diferentes vibraciones acústicas buenas y malas, adoptaban diversas formas relacionadas con la vibración.

Simplemente buscando en la red por HADO, Masaru Emoto, HADO Gallery, Water Chrystals se puede localizar sin problema más información. Este video de youtube ya es por sí ilustrativo. Comprobad en él los diferentes aspectos de los cristales microscópicos según el pensamientos a que han sido expuestos:



Si no se puede ver, este es el enlace: http://www.youtube.com/watch?v=lkbpXRSIUnE

Demuestra este científico como un buen pensamiento puede permitir obtener unos armoniosos cristales de hielo y cómo los pensamientos negativos ofrecen unos horribles efectos. Por tanto, comprobamos, a mi juicio, todo el potencial que alberga nuestro cerebro, todo lo que con somos capaces de hacer con sólo nuestro pensamiento.

El film, aunque con forma de documental tiene una leve trama argumental protagonizada por una fotógrafa (interpretada por Marleen Matlin, la sorda de "Hijos de un dios menor"), que hace de nexo conductor que une la ciencia y la espiritualidad. Para saber más de este filme

http://en.wikipedia.org/w/index.php?title=What_the_Bleep_Do_We_Know%21%3F&oldid=200169962

Para más información del Doctor Masaru Emoto o simplemente de sus experimentos
https://www.hado.net/. Es Director de HADO instituto de Tokio (hadou to rhyme with shadow que literlalmente significa "wave" and "move").

2 comentaris:

  1. Increible documental...he quedado impresionada.
    Este verano tuve la dicha de observar un gracial donde me sentí casi imnotitizada por la pureza de sus cristales de hielo milenario.
    Sin querer experimenté la magia de esos cristales que para mi son un simbolismo de lo frágil,de lo que se quebra y separa...


    Muy bueno,gracias

    ResponElimina
  2. La belleza y la fealdad, por lo que se ve, están separados por una sutíl linea, que es muy fácil de traspasar. Hermoso documetal, sin duda. Me encantó.
    Carmen

    ResponElimina