dimarts, 30 de setembre de 2008

Solicitar un beca al ministerio

Hay cosas que no han cambiado en este país: Las becas. Rellenar los impresos de solicitud para un beca contrasta con la declaración de la renta, que está ya humanizada; pues tras la primera etapa de las etiquetas y ahora, de forma electrónica y por la web, se ha dignificado el procedimiento para que te devuelvan el dinero que el estado celoso te requisó en forma de contribución que aquí seguimos llamando impuesto.

En cambio, el impreso de beca, hay que rellenarlo a mano y por duplicado, es importante consignar datos tan importantes para que los funcionarios del ministerio, se entretengan. Datos como "TIPO DE VIA" (hay que buscar un maldito código en el manual de instrucciones), “PROFESION” y así un largo etcétera. También se nota el tufillo rancio en el impreso cuando se debe señalar si se es ESPAÑOL o EXTRANJERO. Se ve claro que este impreso es anterior a la Ley de Extranjería, ¡pero no la actual sino la de 1990! Ignora el probo funcionario que la existencia del concepto "COMUNITARIO". Por lo demás está lleno de incongruencias. Y a estas alturas cuando la declaración de la renta te la hacen los empleados, es una vergüenza que una solicitud de beca se tenga que rellenar “EN LETRA DE IMPRENTA” y de esta manera. Por supuesto, el impreso sólo tiene UNA lengua oficial. Ignoro si es GRANDE o tal vez LIBRE. Ustedes ya me entienden.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada