diumenge, 3 de maig de 2009

Fumadores o delincuentes

Personalmente no soy fumador y prefiero el aire fresco e impoluto de la mañana al ambiente enrarecido de un fumadero, aunque tolero un bar donde se haya fumado aunque sea un cigarrillo “light”. Es decir, que a medida que avanza la jornada mi tolerancia a la pipa de la paz se incrementa. No me gusta pues el tabaco pero lo telero. Lo que no se me pasa por la cabeza es borrar todo rastro del tabaco que está asociado a nuestra cultura, queramos o no, simplemente porque unos reprimidos meapilas quieran culpabilizar a los demás. Estoy dispuesto a fumarme un habano, ¡ea!

Aquí una imagen de la hipócrita sociedad norteamericana que bajo el paraguas de un cirujano o médico recomendaban cierta marca de tabaco como “buena” o “sana”.
Escaneada El Periódico
Que el tabaco en exceso es nocivo para la salud está claro. No voy a discutirlo. También ingerir espárragos u ostras en exceso puede serlo, y embutidos, y dulces. ¿Qué culpa tenemos los demás de los males de que ha producido el tabaco? El problema es el exceso o la falta de autocontrol y no el tabaco en sí. El exceso, como el defecto, siempre ha sido malo por extremistas.
Fuente: Internet RATP
En vista de que los transportes municipales de París han censurado una imagen publicitaria de una exposición de la filmoteca sobre Jacques Tati (fumador de pipa) sustituyéndola por un ridículo molinillo me pregunto: ¿Qué sucederá el día que los diabéticos la emprendan con las pastelerías? ¿Tendrán los dulces una etiqueta como las cajetillas de tabaco? ¿Considerarán entonces todos los alimentos (a los que se le añade azúcar) como auténticas bombas o artículos peligrosos?

Creo que no tienen ningún derecho a mutilar esas imágenes. Se ponen a la altura de los papas que mandaron tapar cubrir pechos y tapar pezones, o a la de los talibanes que dinamitaron las estatus de los budas. Me quedo horrorizado al ver que Jacques Tati no es el único y carteles de los Hermanos Marx, Gilda, Pulp Fiction han sido censurados con el ridículo molinillo amarillo.

© Manel Aljama (mayo 2009)

2 comentaris:

  1. Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
  2. Cuanta razón que llevas. Me había dejado a los alcohólicos anónimos que igual no tienen lo necesario intelectualmente hablando para afrontar SU problema sin molestar a los demás. Había por ahí un grupito en el Parlamento Europeo que quería etiquetar el vino y la cerveza igual que el tabaco. ¿Qué culpa tenemos los demás de su incontinencia?

    ResponElimina