dijous, 7 de maig de 2009

La Semana Trágica de 1909

La Semana Trágica de 1909 está suficientemente documentada en los libros de texto. El Gobierno de Antonio Maura quería mantener a toda costa la guerra de Marruecos y para ello utilizó 45000 reservistas solo de Catalunya. Los reservistas eran obreros mayores casados y con familia. Los burgueses adinerados con el pago de una cuota podían eludir la guerra (y la muere segura). Estalló una revuelta contra la iglesia (todavía propietaria de muchísimos solares) alienada con claramente con el poder. Se quemaron más de 100 iglesias y conventos y a pesar de lo que se ha dicho hubo más muertos entre los asaltantes que entre el clero. La iglesia aprovechó para vengarse y castigaron al defensor de la libre enseñanza Ferrer y Guardia. El movimiento internacional en su favor hizo caer al gobierno.

Estos sucesos están situados en el reinado de Alfonso XIII (abuelo del actuar monarca español), caracterizado por su cortedad de miras. Prolongó un régimen de democracia censitaria (el de la restauración del siglo XIX) en el siglo XX cuando los vientos eran otros. Reprimió el incipiente movimiento obrero. Mantuvo los militares que les gustaba estar presentes en política. Aceptó la dictadura de Primo de Rivera que significó aún más atraso. Cuando dejó su mandato el país estaba abocado a la Guerra Civil. Si se hubiese largado 20 años antes quizás España se hubiese modernizado o como mínimo puesto a la altura de de Europa.

Hoy el lugar que ocupaban muchas de esas iglesias son plazas y cruces necesarios entonces para los planes de ensanche de la ciudad...
Consultados los archivos vaticanos se sabe que en más de un lugar se encontraron cámaras de tortura y sadismo, pasadizos que intercomunicaban conventos, entierros de fetos (de abortos) y momias de novicias supuestamente asesinadas por algún ritual.

© Manel Aljama (2009)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada