dijous, 29 d’octubre de 2009

Que busquen trabajo

Reproduzco entera, la carta del lector a El Periódico de Catalunya, la comparto en su totalidad. No creo que haga falta traducirla, la lectora desea (y yo también) que estos ladrones de cuello blanco sean condenados a buscar trabajo de 1000, que lo encuentren y se lo quieran dar, y además a ver ¿cómo llegan a final de mes?. Yo añado, que les pondría, como dije del cerdo del Millet, con los presos comunes, pues son solo eso, delincuentes.


nota: El enlace se perderá con los días y sólo podrá ser consultado en pdf y de pago.

"Volem que aquests senyors siguin condemnats a trobar una feina, cobrar 1.000 euros i arribar a final de mes", demana una lectora

EL PERIÓDICO BARCELONA
Aquestes són les cartes dels lectors publicades avui a l'edició impresa d'EL PERIÓDICO i que es refereixen a l'últim cas de corrupció de Santa Coloma de Gramenet:

NO ELS EMPRESONIN

No volem que aquests personatges causants de múltiples casos de corrupció vagin a la presó. No volem haver-los de mantenir. Volem que els diners robats en partits polítics, sales i fundacions musicals i ajuntaments els tornin per impulsar l’ocupació i projectes socials per als quals ara no hi ha pressupost a causa de la crisi.

Volem que aquests senyors (per anomenar-los d’alguna manera) no siguin empresonats, sinó que hagin de buscar feina. I, si en troben, treballar per un sou de 1.000 euros o menys, buscar-se un pis per viure i patir en la seva pròpia carn el que moltíssima gent d’aquest país està patint, en gran part a causa de l’espoliació que ells han causat.

Carme Alemany / M. Isabel Belmonte Barcelona

Al final, pongo la traducción:

"Queremos que estos señores sean condenados a encontrar un trabajo, cobrar 1.000 euros y llegar fin de mes", pide una lectora

Estas son las cartas de los lectores publicadas hoy en la edición impresa de EL PERIÓDICO y que se refieren al últimpo caso de corrupción de Santa Colonma de Gramenet:

NO LOS ENCARCELEN

No queremos que estos personajes causantes de múltiples casos de corrupción vayan a la cárcel. No queremos mantenerlos. Queremos que el dinero robado en partidos políticos, salas y fundaciones musicales y ayuntamientos sea devuelto para impulsar el empleo y proyectos sociales para los que ahora no hay presupuesto debido a la crisis .
Queremos que esos señores (por llamarlos de alguna manera) no sean encarcelados, sino que sean condenados a encontrar trabajo. Ojalá lo encuentren, y que con un sueldo de 1.000 euros o menos paguen todos los gastos y lleguen a fin de mes. Que sufran en su propia carne lo que miles de ciudadanos honrados están sufriendo.

Carme Alemany / M. Isabel Belmonte Barcelona


Manel Aljama, recogido de la edición deigital de El Periódico de Catalunya.

diumenge, 11 d’octubre de 2009

Derechos del enfermo...

Me ha llegado por email. Ignoro si es un hecho real o una broma con fina ironía y mucho de verdad. Pero creo que merece la pena reproducirla aquí:

—Hospital Xeral de Lugo bos días.
—Si, Buenos días, quisiera hablar con alguien que me de información sobre un paciente que está internado.
—¿De qué paciente se trata?
—Se llama Antonio Comesaña Otero y está en la habitación 376.
—Un momento, le paso a enfermería.
—Buenos días, habla la enfermera Luisa Casal , ¿en qué puedo ayudarle?
—Quisiera saber las condiciones clínicas del paciente Antonio Comesaña Otero de la habitación 376, por favor.
—Un minuto que voy a localizar al médico de guardia.
—Buenos días, habla el doctor Quirós, ¿en qué puedo ayudarlo?
—Verá doctor, quisiera que me informasen sobre el estado de salud de Antonio Comesaña Otero de la habitación 376.
—A ver, un minuto que consulto la ficha del paciente.
—Bueno, gracias
—Aquí está. Veamos, hoy se alimentó bien, la presión y el pulso se mantienen estables y está respondiendo bien a la medicación por lo que mañana le retiraremos el monitor cardíaco, si continua en esta línea le daremos el alta en dos o tres días.
—¡Muchas gracias doctor, no sabe usted la buena noticia que acaba de darme! ¡Joder que alegría!
—Me alegro hombre, ¿quién es? ¿Su padre?>
—No, o, que va, yo soy Antonio Comesaña Otero y estoy llamando desde la habitación 376, lo que pasa es que aquí todo el mundo entra y sale del cuarto cuando le sale de la polla, parece que hablan entre ustedes en chino y a mí nadie me dice nada.

Editado por Manel Aljama (octubre 2009)