dimarts, 12 de gener de 2010

Como entonces

La noticia de que en Marruecos se ha publicado en una revista el primer desnudo femenino me hace pensar una vez más, que los cambios y la evolución se pueden reprimir pero no se pueden detener. No hay dictador que lo aguante.

© Beatriz Mesa - El Periódico

El enlace a la noticia: Primer desnudo en la prensa marroquí (El Periódico 9-1-2010). La noticia pasará a hemeroteca de pago.

Ver también en la prensa, a algunas marroquíes de las zonas urbanas, vestidas con camisetas de tirantes y el púdico desnudo de una mujer embarazada con pecho breve es todo un síntoma de la liberación que vendrá después. Algunas lectoras feministas pensarán que no, que la mujer es tratada como un objeto, que si bla bla. Burradas. Ese desnudo es la punta de lanza de la liberación de la propia mujer. No se debe olvidar que todavía –no se ha derogado-, ¡una mujer en marruecos, debe pedir permiso a un varón adulto, sea su padre, marido, hermano o incluso hijo! Cuando se iba a derogar esa ley, ¡las mujeres diputadas, votaron NO!

En Marruecos la gente se arregla. Como entonces aquí. Allí también se hacen bodas de conveniencia, como por ejemplo el de la joven Firdaus Rais –que quería ver mundo-, y un gay que quería quitarse de encima la presión oficial.

© foto Beatriz Mesa en El Periódico

Enlace a la noticia de El Periódico de Catalunya: Una chica marroquí narra cómo pactó casarse con un gay

Allí también se hacen abortos. Allí también hay una doble vida al margen de la oficial. Como en los crueles chistes de los setenta: hay un único Marruecos, porque si hubiese dos todos querrían estar en el otro.

© Manel Aljama (enero 2010)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada