dijous, 15 d’agost de 2013

Cámara de fotos último modelo y con automatismos, ¿para qué?


Te haces con una cámara de fotos, todo ilusionado. Disparas 1.000 ó 2.000 fotos, te cansas de tu nuevo juguete, la guardas en un cajón pensando "ya la usaré pero.. más adelante, ahora estoy liado" . A partir de ahí tu vida transcurre como si nada. Acabas de convertir 600 ó 1.000 Euros en un objeto inútil que guardas, muerto del aburrimiento, en un cajón que ni siquiera recuerdas.
A menos que sea para dejársela a tus nietos intacta ¡usa tu cámara mecachis! Dale vida, utilízala para lo que fue concebida.
La mejor manera de resolver este tipo de situaciones es mediante la fijación de proyectos fotográficos. El verano es un buen momento para fijarse un proyecto fotográfico personal y disfutarlo. Un proyecto puede ser explorar un nuevo tipo de fotografía, de paisajes por ejemplo, o de retrato; probar un objetivo nuevo; hacerse un cursillo online de edición en Photoshop o Lightroom, leerse un libro de fotografía (guiño) o embarcar un proyecto de 365 fotos en el que disparemos 1 foto "chula" al día. 

Fragmento del boletín VIP número 34 del Blog del Fotógrafo de Mario Pérez

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada